Menue_phone

Carta europea por la libertad de prensa

 

Art. 1

La libertad de la prensa tiene una importancia vital para una sociedad democrática. Todas las administraciones públicas deberán defender, respetar y proteger a los medios periodísticos de cualquier tipo, respetar su diversidad así como sus cometidos políticos, sociales y culturales.

 

Art. 2

La censura debe estar terminantemente prohibida. Se debe garantizar un periodismo independiente en todos los medios de comunicación, exento de persecuciones y represalias, sin intervenciones políticas o reguladoras del Estado. La prensa y los medios de comunicación online no deberán estar sometidos a la concesión de licencias por parte del estado.

 

Art. 3

El derecho de los periodistas y los medios de recopilar y difundir informaciones no debe estar amenazado, restringido o penalizado.

 

Art. 4

Se debe defender estrictamente la protección de las fuentes periodísticas. Los registros de las redacciones y otras dependencias de los periodistas, así como la vigilancia y las escuchas con el objetivo de localizar e identificar las fuentes de información o de vulnerar el secreto de redacción son acciones totalmente inaceptables.

 

Art. 5

Todos los Estados han de garantizar que los medios de comunicación gocen de plena protección por parte de un sistema judicial independiente y de las leyes y organismos públicos en la realización de sus tareas. Esto resulta especialmente de aplicación en lo que respecta a la defensa contra el acoso y los atentados a la integridad física y a la vida de los periodistas y sus colaboradores. Se deberán analizar cuidadosamente las amenazas e infracciones de dichos derechos y ser sancionadas por parte de las instituciones judiciales.

 

Art. 6

Las instituciones estatales, las instituciones sometidas a la influencia del Estado u otras organizaciones no deben hacer peligrar la existencia económica de los medios de comunicación. También resulta inadmisible cualquier amenaza que se realice en el plano económico. Las empresas privadas deben respetar también la libertad periodística de los medios de comunicación. No deben ejercer ninguna presión sobre los contenidos periodísticos, ni intentar dificultar la distinción entre contenidos comerciales y contenidos periodísticos.

 

Art. 7

Las instituciones estatales o las instituciones sometidas a la influencia del Estado no deben obstaculizar el acceso libre a las informaciones de los medios de comunicación y periodistas. Están obligadas a apoyarles en su cometido de proveer información.

 

Art. 8

Los medios de comunicación y los periodistas tienen derecho a acceder, sin restricción alguna, a todas las noticias y fuentes de información, incluso las del extranjero. A los periodistas extranjeros se les deberán expedir sin demora los correspondientes visados, acreditaciones y demás documentos necesarios para la realización de su tarea periodística.

 

Art. 9

El público en general de cualquier Estado deberá poder tener acceso libre a todos los medios de comunicación y fuentes de información, tanto nacionales como internacionales.

 

Art. 10

El Estado no deberá restringir el acceso a la profesión de periodista.

 

Source: pressfreedom.eu





Get in Contact

fact finding mission analysis